Machine Head en Chile: el día de la máquina

Lo de anoche fue suficiente…Para que seguir yendo a conciertos ?..que nos falta ?…
La verdad es que uno nunca queda conforme, siempre van a faltar grupos que se asomen por Chile (Foo Fighters…cof cof), pero Machine Head era uno de los que estaba esperando hace unos buenos años ya.

mhDSC05969

El plato era doble, con los chilenos brasileros de Sepultura abriendo y los cabeza de máquina cerrando.
De los sudamericanos no voy a decir mucho ya que son plato frecuente, pero no por eso van a decaer en calidad o factor sorpresa. Su concierto de 17 canciones fue demoledor y exito seguro, como lo es cada vez que pasan por nuestro país. Las canciones del Kairos suenan increíble en vivo, y perfectamente podrían pasar por clásicos de la discografía de Sepultura.


Me hubiese gustado escuchar en vivo “Mask” (la canción cuyo video fue hecho por un chileno) o “Firestarter” (cover de The Prodigy). Notable también fue la inclusión de “Policia”, inspirados por lo que se puede ver en el video de Mask probablemente. En fin, buenísima presentación del grupo, y eso se notaba en la enérgica respuesta del público que disfrutaba como si fuese la primera vez ante la tribu du brazil.

Nota: Siendo la 4ta vez que me toca ver a Sepultura en vivo, por fin, pude disfrutar con “Ratamahatta” en vivo…que gran época la del “Roots”

Machine Head

Minutos antes de las 11 comienza a sonar la intro de “Imperium” (canción que le devolvió el poder a Machine Head hace unos años atrás). Entre esos primeros sonidos de las guitarras y bateria una cancha demasiado “acumulada” se desahoga gritando ese primerl “Hear Me Now !…” Esos 6 minutos de sonidos épicos fueron suficientes para que quedara la pura caga en el Caupolicán.
Sonó “Beautiful Morning” del The Blackening(2007) para luego dar paso al clásico “The Blood, The Sweat, The Tears”, la única sobreviviente del poco valorado The Burning Red (1999), que dejó claro que si la sacas de su contexto original funciona a la perfección junto al material mas pesado de la banda.

“Locust” fue la primero que escuchamos del material 2011, canción que es una clara muestra de la evolución sonora de Machine Head que nació con el Through The Ashes of Empires (2004), de esas legendarias composiciones que van de los 6 a 10 minutos. …Aún no sale ni el video de la canción y ya era coreada y aplaudida por el público.
Fuimos privilegiados al poder ver a la banda justo cuando vienen estrenando discazo, en sudamerica fuimos los primeros en escuchar de estas canciones en vivo.
“I Am Hell”, canción que abré el Unto The Locust (2011), sonó increíble y declaró que Machine Head es y será una banda en vivo, independiente de lo complejo y largo de sus canciones. Ejecutando cada canción a la perfección, con harta potencia y sentimiento en cada nota.

machinehead_05

Tocaron “Aesthetics of Hate”, otro de los neo-clasicos del The Blackening, que luego dio paso a uno de los reales himnos del grupo, “Old” del gran debut Burn My Eyes (1994). Aquí no había lugar para diferenciación de epocas, los mas viejos y noventeros se unían a los mas nuevos para saltar y cabecear con uno de los riffs insignes de Machine Head, corear el “Oooold…Maaan…Take…Hand…” y gritar, por fin, ese “Jesus Wept!”.

Acá me tomo mi tiempo…
A mi parecer “Darkness Within” fue lo mejor del concierto. 3era y última canción que pudimos escuchar del nuevo disco, que dio comienzo con el frontman Robb Flynn solo en el escenario con su guitarra acústica. Es esta la huella del Machine Head mas versátil, el que ha pasado por todas las épocas y cambios sonoros. Que a pesar de los ruidos demoledores es capaz de complementar con las mejores composiciones melódicas dentro del metal, el balance perfecto que a muchas bandas les está haciendo falta hoy en día.

machinehead_08 / Flynn

La canción termina con la banda completa tocando, y el público coreando el final. Pero los aplausos se vieron interrumpidos por la intro del disco Supercharger (2001)álbum que vendría a ser algo así como el St. Anger de Machine Head. La introducción era la antesala para dinámica “Bulldozer” que volvió a enardecer a un público ansioso, preparandolos para lo que sería la única muestra del album The More Things Change (1997), la colérica “Ten Ton Hammer”.

Machine Head

Con el encore de “Halo” se da fin al concierto que se puede haber hecho corto para algunos, pero que para el resto se sintió como una mítica experiencia en vivo que perdurará, y seguira retumbando en nuestras cabezas por un largo tiempo. Pero no se podían bajar del escenario sin antes estremezernos por última vez, haciendonos gritar el “Let freedom ring…With a shotgun Blast !” que da paso a “Davidian”, el cierre perfecto que nos sacó hasta la última gota de energía restante.

Esperemos podamos ver nuevamente a Machine Head en Chile, y así escuchar tantas otras que no pudieron sonar en la primera visita.

Let freedom ring with a shotgun blast para todos…
Salud Headbangers !

Las imagenes pertenecen a Diego Oyarzún (jugonatural) y Alvaro Sanchez (luiginsane).



Anuncios

Una respuesta a “Machine Head en Chile: el día de la máquina

  1. muy buena reseña amigo, fue un concierto impecable, salvo por las fallas tecnicas en la guitarra de andres pero es un solo detalle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s