Testimonio de un devoto a la mala religión / Bad Religion en Chile

Sin perder tiempo, precisos y concisos, puntuales y adecuados, sólidos y certeros, con eso califico solo el comienzo de la presentación de los californianos en nuestro país, Bad Religión, una banda que no necesita mayor introducción, solo mencionar que venían celebrando 30 años de carrera y con 17 discos encima, una agrupación que mas que eso ya son una institución que había esperado por mas de 15 años para ver en vivo y a pesar de esta ser su cuarta vez en Chile siempre algo me impedía asistir, pero este 9 de octubre fue mi desquite, mi momento de reivindicación, así que si quiere saber lo que experimente en esta ocasión continúe leyendo el resto de este post.

Día domingo, y de temprano la impaciencia y ansiedad ya me consumía, así que obligadamente me vi en la necesidad de aplacar con unos pack de gato surfer bien heladas, siempre buenas para la hidratación, compartidas con un par de amigos y mi compañera favorita fue la previa perfecta para tempranito salir rumbo al Caupolicán, bueno, ni tan temprano porque alcanzamos a llegar a los 3 últimos temas de los BBS, pero a pesar de que los he visto algunas veces en vivo nunca es malo escucharlos de nuevo, aunque ya no los siga de la misma forma que hace unos 10 años atrás. Para esos momentos la cancha del teatro ya se veía repleta por lo que me dispuse a tomar ubicación y capturar los primeros registros de la jornada que les dejo a continuación.

Así se despidieron los Bbs Paranoicos con un “gracias por aguantarnos, que ya vienen los maestros” y tiraron su ultima canción, pero en verdad fueron bien aceptados por el público, se les reconoció su trayectoria y se vacilaron sus canciones, una presentación breve pero justa, que logró su cometido y pudo encender los ánimos y calentar el escenario.

Eran las 21hrs ya y con increíble puntualidad aparecen en escena los veteranos del punk rock quienes sin mucha previa se lanza de golpe con The Resist Stance, Social Suicide y cerrando la ultima tripleta la clásica 21st Century, en ese momento recién miré bien el escenario para darme cuenta que tenían una pieza menos en el tablero, era Brett Gurewitz guitarrista y fundador quien hacia falta, no tengo idea porque no habrá participado de esta gira, pero aun así la formación con la que se presentaron era de lujo, cuentan con todos los miembros fundadores y los que no son (Brian Baker y Brooks Wackerman, guitarra y batería respectivamente) llevan mas de 10 años tocando con la banda, a Greg Hetson lo cuento como fundador pues está presente desde que ampliaron la banda a dos guitarras.

A esta altura ya no llovía mas gente de los balcones, la cancha estaba que reventaba y Los Angeles is Burning era la elegida para seguir con el desenfreno, le siguieron Wrong Way Kids procedente de su nueva placa y Sinister Rouge (que les dejo en video al final), la energía en el teatro era increíble, solamente comparable a lo que generó Motörhead en su visita de este año en la misma localidad, era imposible estar en un solo lugar, se formaba un circle pit en cada canción y para uno mismo era imposible no saltar teniendo en frente al don señor profesor del punk gritándote sus letras en la cara.

Atomic Garden, Recipe for Hate, I Want to Conquer the World y Come Join Us, me llevaron directo de vuelta a los 90 y me sentí un púber nuevamente, canciones que fueron como himnos para mi en algún momento hoy las escuchaba en vivo por primera vez, que wea mas emocionante, se que muchos entenderán de lo que digo, cuando hablo de ese sentimiento que te genera la música, ese efecto tan poderoso que se logra relacionar directamente con la memoria haciendo revivir y aflorar recuerdo de varios años atrás, fue como ver pasar mi vida frente a los ojos… hmmm, ahí le puse demasiado color, pero si fue un gran momento que me hizo desconcentrar un poco y olvidar por un segundo donde estaba parado.

Volviendo a la realidad, el concierto siguió con New Dark Ages perteneciente a su penúltimo disco, para a continuación volver a lo antigüito con Do What You Want, You y Modern Man, aquí Graffin hizo una petición especial antes de iniciar la tripleta, pidiendo que no fueran tan duros con los “newbies” se tiene que haber visto la masa caga desde el escenario para pedir que se contuvieran un poco, pero como buenos chilenos que somos, que piensan que paso? Más la caga, especialmente al escuchar a Greg comenzar solo acompañado por una guitarra a decir: like a rock, like a planet like a fucking atom bomb! Por más que tuvo una introducción lenta Generator era la canción por excelencia para que el coreo del publico sobrepasara a la banda, y paso tal cual como tenia que ser.

The Defense, Let Them Eat War, No Control y Anesthesia fueron las encargadas de seguir hacer volando a la gente por los aires, en verdad jamás había estando en un concierto (no tocata) con tanto stage diving, no había segundo en que no pasara alguien por arriba de las cabezas, incluso hubo un osado que burlo la seguridad y pudo cantar un par de frases junto a Graffin y otro que no se de donde apareció pero corrió por el escenario y voló unos dos metros para caer encima de la gente.

Pero como era de sospechar esto ya estaba por el final, ya me encontraba hace rato a guata pela, disfónico y con dificultad para respirar, cuando Along the Way y Fuck Armaggedon… This is Hell cerraban de forma oficial el setlist, obviamente los gritos no permitieron que se pudieran ir así tan fácilmente y volvieron al encore con un solo de batería que sirvió de introducción para American Jesús, canción que hizo mover a la masa con la misma intensidad que al principio opacando por completo todo esbozo de cansancio que pudo existir, a aquella le siguió Infected  y para dar el gran cierre Sorrow, un tema que se volvió un clásico instantáneo en el momento que vio la luz por ahí cerca del 2002, especialmente porque marcó la vuelta de la banda al sello Epitaph y con ello también la vuelta del gran Brett “Religion” Gurewitz, que lastima que no se dejó ver esta vez por Chile, pero bueno, será para otra ocasión.

Ahora si que si, el final absoluto de una jornada marcada por la energía y personalmente por el recuerdo, que bueno poder tener en mi memoria las casi 2 horas que duro este concierto, quisiera haber grabado todo, o haber sacado mejores fotos, pero lamentablemente y afortunadamente se me olvida que ando con cámara, de todas formas no sirvió mucho pues como dije antes imposible estar quieto y tampoco quise quedarme pasmado en un solo lugar, si estaba en esa cancha era para vivir exactamente lo que pasó en aquel suelo, poder ver un grupo de californianos cuarentones y casi cincuentones que conservan la misma potencia en vivo que tienen sus discos grabados 30 años atrás, una calidad musical excepcional, una humildad que se refleja en el contacto con la gente y una integridad ideológica que los valida y sustenta para estar exactamente donde están. De seguro ninguno de ellos se imaginó que después de tantos años de formar una banda colegial podrían llegar hasta el culo del mundo y aquí tendrían una horda de gente esperando por ellos, escucharlos, cantar sus canciones y darles la acogida que se les dio, realmente me hubiese gustado asistir a sus anteriores presentaciones pero esta de seguro quedará por siempre implantada dentro de mis momentos favoritos.

Tengo que decir que: SOY UN DEVOTO DE LA MALA RELIGION!

Aquí unos cuantos videos para complementar mi relato, gracias por leer y recuerden, Disfruten, Comenten, Compartan! 

Sinister Rouge

Do What You Want

Sorrow

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s