Slayer: Guerra, Sangre y Destrucción… Again.

Hace un buen par de semanas ya Slayer editó su más reciente disco llamado “World Painted Blood”. Se trata del décimo disco en su discografía y el segundo tras el regreso del histórico Dave Lombardo a los tarros.

El disco es crudo, veloz, feroz, una recopilación de los mejores momentos de una carrera histórica en el mundo del Metal. Kerry King y Jeff Hahnemann entregan lo mejor de si, Lombardo empuja esta maquina de Thrash como en los mejores tiempos, Tom Araya (el shileno) cumple bastante mejor de lo esperado su labor en voces y Rick Rubin hace lo que ha venido haciendo durante mucho tiempo, sacar lo mejor de la banda y hacerlos sonar como en su momento de mayor gloria. Todos los ingredientes están ahí, el Thrash Metal fluye desbocado por sus pistas, las reminiscencias Old School abundan… pero algo falta… y no sabría decir a ciencia cierta qué es.

Pero…  puedo especular!

Creo que, lo mismo que juega a favor de Slayer al momento de entregar un nuevo disco a la comunidad metalera mundial es lo que conspira en su contra: suena a Slayer.


Sonar a Slayer es riffear cortito y veloz, es blastbeats infernales surgiendo de la nada, es solos pirotécnicos calados en espacios de tiempo ínfimos, es doble bombos ejecutados con precisión quirúrgica, es letras inspiradas en pesadillas… y generadoras de ellas también! Sonar a Slayer es sonar a 1988. Y al público eso le encanta, lo que no se si es algo bueno o algo malo.

Es demasiado común hoy en día, al asistir a un concierto de una banda de metal, oír el triste comentario: “ojalá no toquen muchos temas nuevos y toquen puros clásicos”. En el caso de Slayer esto se remonta a 1993, cuando sacaron “Seasons in the Abyss” su último disco de recepción 100% positiva.

¿Es algo tan negativo seguir sacando discos después de tu cúspide creativa? Pobres King y Hahnemann, trataron de sonar distinto en “Diabolus in Musica” y el público les dio la espalda, luego trataron de actualizarse y recapturar la magia con “God Hates Us All” pero nuevamente el público no supo valorar su osadía. Costó que volviera Lombardo, y anunciaran formación original, y que sacaran un disco tratando de emular el “South of Heaven”, “Cult”, para que el público metalero saliera de poco más de una década de indiferencia para con la banda.

Es un rechazo explícito, de parte de una comunidad entera, para con la renovación de las bandas. Es una amenaza latente que acompaña a las bandas dondequiera que vayan, donde quiera que toquen. En especial en el momento en que deben dejar fuera del setlist un tema nuevo, una de sus nuevas creaciones artísticas, para poner un tema calado de hace 20 años atrás y que no pueden quitar del show porque sus seguidores lo desaprobarían. Es increíble como puede la presión del público poner tanto peso sobre las decisiones de una banda. La mera posibilidad de perder a tu público objetivo ha hecho, durante años, que los músicos se restrinjan y atrofien creativamente. Eso es probablemente lo que pasa hoy con Slayer y es una lástima.

Me da pena Slayer porque son tremendos músicos y probablemente tengan una gran cantidad de ideas realmente radicales pululando en sus cabezas, haciéndoles cosquillitas en las yemas de los dedos… pero no pueden llevarlas a un disco de Slayer… porque son Slayer… y ya hace mucho que están atrapados en lo que se espera de ellos, en lo que se supone deben hacer.

Anuncios

4 Respuestas a “Slayer: Guerra, Sangre y Destrucción… Again.

  1. Yo creo que lo que se espera de las bandas es que siempre mantengan sus sonidos inviolables, ya que si intentas cosas nuevas o mas contemporaneas se les tilda inmediatamente de vendidos y querer ser mas comerciales.
    otra cosa es que siempre espero cuando voy a un concierto es querer escuchar los temas mas clasicos, obviamente, ya que siempre van a ser bien recibidos y van a ser coreados por todo el mundo hasta que quede la caga.

    slayer siempre sonará a slayer, no hay nada que hacer, las bandas clasicas siempre tienen que mantener la linea para mantenerce en la espectativa de los fans.

  2. Completamente de acuerdo… de hecho Diabolus in Musica es uno de mis discos regalones… así como Undisputted Attitude (donde tratan de des-amalgamarse de su supuesta tendencia nazi) pq tienen algo distinto… suenan distinto y sus líricas están llenas de mensajes apartados del acostumbrado.

    Obviamente amo south of heaven y hells awaits, pq son las vertebras de la banda, pero pienso que todos esperamos cambios y evolución en nuestros músicos preferidos, aunque eso cueste la comercialización y globalización de su nombre y arte.

    Es algo que tenemos que entender : “ser Under no es ser True…” ser under por siempre autocensura la creatividad.

  3. yo creo que ser slayer les juega en contra. al igual que acdc, siempre serán absolutamente lo mismo…

    claro, cuando uno los descubre son lo mejor que has escuchado,
    pero con el tiempo esa opinión hace referencia al pasado…
    “fueron lo mejor que esuche en aquella epoca”

    para slayer ya es muy tarde, no creo que les sirva de nada evolucionar, ya que solo serian tildados de vendidos maricones metallicosos…
    pero para cualquier otra banda ahi esta la gracia…
    solo logras trascender cuando logras un orden natural de evolucion, cuando tu rock, sigue siendo tu rock, pero va mas allá en cada disco…

  4. La única banda que se me viene a la cabeza que ha tenido una cierta evolución, (sobretodo en los noventas) en cuanto a sonido, arte gráfico (más abstracto, menos sangre y calaveras) y siguieron expandiéndose a algo atrevido y no perdieron su norte …KREATOR.
    quizás el ser europeos les otorga una perpectiva peculiar en cuanto a como ir cambiando y creo que lo han hecho de forma coherente con los tiempos. Aunque ya estoy viendo de que llevan 3 trabajos en una misma onda, y me gustaría algo más atrevido pero por culpa de miles de limítrofes mentales deben ceñirse a la norma del “tuca tuca”. Slayer .mmm el mismo asunto que motorhead, acdc..y tantos otros. Ese Petrozza de kreator siempre supo como ir variando..aunque se le fuera ventor el 95 y rob fioretti, se armó otro combo y salió del paso. Renewal por el 92′ ha sido quizás la pelada de cables más grande en el thrash..un disco que tiene partes que son incidentales… dignas de un film de drama.
    Slayer es Slayer..no esperemos que cambien a estas alturas. tuca tuca, pelea de gatos en los solos, algo de sangre en las letras. y listo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s